Seguimos siendo domingueros

-¿Cuánto ganas al año con tus novelas del Oeste?

– Mil.

-Antes de impuestos. Yo gano treinta mil netas. Es la moda. En estos tiempos nadie piensa en los seres humanos, hombre. Si no lo hacen los gobiernos, ¿por qué vamos a hacerlo nosotros? Hablan del pueblo y del proletariado, y yo hablo de primos. Es lo mismo. Ellos tienen planes quinquenales y yo también.

-Antes eras católico.

-Y sigo creyendo, hombre. En Dios, en la misericordia y en todo eso. No daño el alma de nadie con lo que estoy haciendo. Los muertos están más felices muertos. No se pierden mucho aquí, pobres diablos- añadió con aquel extraño toque de auténtica piedad cuando la barquilla llegaba a las plataformas y los rostros de los condenados a ser víctimas, los rostros domingueros y cansados que buscaban diversión, les miraban fijamente-. Podrías entrar en el negocio, ¿sabes? Sería útil. 

Extracto de “El tercer hombre” de Graham Greene. Escrita el año 1950

parque de tracciones antiguo

 

Anuncios

Deja un comentario (no es necesario que rellenes los campos del nombre y del e-mail)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s