Susana

Cuando hablaban, Susana parecía emocionarse, se le enrojecían levemente las mejillas y mantenía la mirada fija en los ojos de Carlos, de forma retadora y provocativa, como nunca le habían mirado antes. Entonces llegó a pensar que ella estaba enamorada de él.