Un perro libre

Corre un perro por la ciudad. Sin rumbo, desorientado, despeinado. Corre entre la gente que compra los regalos de Navidad. Un collar sin correa, un perro solo. Al borde de la locura, babea y corre ahora que es libre, cambiando de rumbo sin cesar, con ojos de lobo. Cruza una calle mientras los peatones esperan.  Sin una correa que le robe su libertad, sin un amo que le domine. Corre. Libre, libre, libre, pero parece triste y perdido. Pobre perro libre. Pobre amo que perdió a quién amar.