Un perro libre

Corre un perro por la ciudad. Sin rumbo, desorientado, despeinado. Corre entre la gente que compra los regalos de Navidad. Un collar sin correa, un perro solo. Al borde de la locura, babea y corre ahora que es libre, cambiando de rumbo sin cesar, con ojos de lobo. Cruza una calle mientras los peatones esperan.  Sin una correa que le robe su libertad, sin un amo que le domine. Corre. Libre, libre, libre, pero parece triste y perdido. Pobre perro que corre cuando de nada sirve correr.

Anuncios

Deja un comentario (no es necesario que rellenes los campos del nombre y del e-mail)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s